El gerente interino: un soporte a la gestión empresarial de las pymes

Es habitual que en determinados momentos las empresas deban afrontar alguna situación conflictiva que les cuesta resolver, no conocen a fondo su propio funcionamiento o bien se ven obligadas a innovar con proyectos para los que requerirán un esfuerzo adicional por parte de su personal.

Estas situaciones, entre otras, necesitan muchas veces de la ayuda de profesionales de la gestión empresarial que tengan las herramientas, el conocimiento y la experiencia necesaria, junto con una mirada objetiva y externa de la situación. Es en estos casos cuando hace falta contratar a un gerente interino.

En otra ocasión ya describimos en detalle lo que representa un Interim Manager o gerente interino. Se trata de una figura muy extendida en países anglosajones que está incorporándose cada vez con más fuerza en nuestro país. Pero no todos los perfiles son iguales, hay quienes piensan que este tipo de servicios se restringe únicamente a grandes corporaciones con presupuestos muy elevados, sin embargo no es necesariamente así. Analicemos el perfil de gerente interino y observemos sus aplicaciones.

¿Cuáles son las funciones típicas de un gerente interino?

La figura más común es la de un directivo que se encuentra en la empresa ejerciendo labores ejecutivas a jornada completa, por un período corto que pueden ser unos pocos meses, o incluso algo más. En general, se trata de perfiles específicos que ejercen la administración financiera, comercial, de operaciones, de RRHH, o incluso de dirección general.

Es común inclinarse por esta opción cuando hay que sustituir un puesto en la zona alta del organigrama. Por ejemplo, en casos de enfermedad o de maternidad-paternidad se hace imprescindible cubrir plazas como estas. Si dentro de la organización no existe una persona con la experiencia o conocimientos necesarios para reemplazarla, el gerente interino es la opción más adecuada para cubrir la vacante por un tiempo determinado. Como se trata de personas experimentadas en el liderazgo, en la resolución de problemas y con amplios conocimientos de gestión empresarial, los resultados aparecen casi de inmediato.

Pero no es la única situación posible. Imaginemos, por ejemplo, una empresa que vende sus productos o servicios en un determinado segmento de mercado y le surge la oportunidad de ofrecerlos en otro totalmente distinto. Tal vez sus ejecutivos no tienen el tiempo necesario o los conocimientos requeridos para ponerlo en marcha.

Ahí la figura del gerente interino también encaja a la perfección.

¿Qué aporta el Interim Manager o gerente interino a la gestión empresarial de una pyme?

Aunque se suele utilizar mucho para mejorar la gestión empresarial de grandes organizaciones, esto no quiere decir que sea un servicio exclusivo para ellas. Las pymes también pueden contratar este tipo de perfiles externos enfocados en la gestión empresarial por diversos motivos, siendo mucho más accesible de lo que parece.

Para comprender las otras funciones que puede tener un Interim Manager o gerente interino en la pequeña y mediana empresa, veamos algunos de los problemas u oportunidades que tienen con frecuencia las pymes:

  • Una empresa que tiene un determinado producto o servicio que quiere exportar a otros países y que no sabe cómo hacerlo.
  • Una organización que debe afrontar un proyecto de reestructuración financiera o de reducción de gastos y desconoce por dónde debe empezar.
  • Una pyme que no emplea la información para tomar las decisiones oportunas.
  • Que en algún departamento falte alguien con conocimientos o experiencia y que por tanto no funcione de forma adecuada.
  • Un gerente que, en un momento determinado, necesita el apoyo de un experto para analizar la situación de su empresa y ayuda en la toma de decisiones.

A esto le sumamos que, en general, por falta de presupuesto o porque el contexto financiero de la organización es complicado, muchas pymes no pueden afrontar el gasto de tener en nómina a una persona preparada técnicamente y con experiencia para que les resuelva estos problemas.

En todos los casos que hemos descrito aparece la posibilidad de contratar un gerente interino. Este perfil hará el diagnóstico de la situación con neutralidad y objetividad. Al tratarse de una persona ajena a la empresa, los árboles no le impedirán ver el bosque en su totalidad y realizará también un mejor diagnóstico.

Una vez analizada la situación, este perfil externo podrá proponer a la Dirección General una gestión empresarial orientada a las mejores soluciones posibles. También le dará instrucciones sobre cómo ejecutarlas, cuándo ponerlas en marcha y un presupuesto para hacerlo.

Ventajas de contratar un gerente interino para una pyme

Si comparamos el papel de un Interim Manager en una gran empresa con el que se requiere en una pyme, según nuestra experiencia en Vela Consultors, en este último caso no es necesario el trabajo de un profesional a tiempo completo. Normalmente es suficiente con que acuda una vez a la semana y en ocasiones hasta puede trabajar de forma telemática. Aunque obviamente va a depender de cada caso y de los problemas que deba resolver en la gestión empresarial.

Esto se suele hacer así para que los cambios y los nuevos procesos vayan penetrando en la empresa con paso firme y al ritmo que la organización necesite. En cada sesión se consolidan los avances anteriores y se inician de nuevo hasta que quedan todos en funcionamiento.

Otra ventaja para las pymes es el coste. El hecho de tener un ejecutivo a tiempo parcial y con una duración determinada hace que la cuantía sea perfectamente asumible para la empresa, sin importar su tamaño. Es una manera de poder conseguir y aprovechar el talento con amplia experiencia y formación por un precio accesible.

El gerente interino, un avance en la gestión empresarial

Tener una empresa con personas preparadas y listas para afrontar nuevas situaciones es la clave para evolucionar en el mundo de los negocios hoy en día. Un proyecto que no es capaz de adaptarse a las tendencias ni termina de conocer lo que ocurre de puertas adentro, o que no puede crear nuevos proyectos, tiene un camino demasiado arduo por delante.

Contratar profesionales externos especializados en mejorar la gestión empresarial debe ser el cambio de paradigma para muchas empresas de este país. Quizás el foco está en entender primero que es más accesible de lo que parece y que se puede adaptar a los recursos disponibles. Es cuestión de poner orden y planificación para seguir recorriendo el camino con paso más firme.

Consultoria empresarial en Barcelona y Girona

Empieza ahora a definir el plan estratégico de tu empresa.

Apúntate a la Masterclass gratuita y descubre las 3 claves que te ayudarán a impulsar tu negocio.

Masterclass en vídeo + resumen en Pdf

Deja un comentario