Director financiero: funciones y perfil

A medida que una empresa comienza a crecer, sus departamentos van especializándose para repartir las tareas con mayor eficiencia. En la alta dirección, uno de los cargos más importantes es el de director financiero, cuyas funciones están directamente relacionadas con el buen desempeño económico y evitar posibles problemas financieros.

Hoy repasamos en detalle las funciones del departamento financiero de cualquier organización y de su director. Además, evaluamos cómo debe ser el perfil de este profesional, desde su formación hasta sus habilidades.

Director financiero: funciones clave

No es posible enumerar de forma taxativa las funciones de un director financiero, ya que pueden variar de acuerdo con las condiciones particulares de cada empresa. Aun así, resumimos a grandes rasgos sus principales responsabilidades.

Gestión contable: primera función del departamento financiero

El director financiero es el máximo responsable de la contabilidad de la empresa. Debe asegurarse de que todas las cuentas estén en orden a lo largo de cada periodo fiscal. También está encargado de cumplir con los tributos y demás compromisos legales. Si existieran irregularidades, será la primera persona en responder ante socios, inversionistas y autoridades, de ser el caso.

Administración de los recursos financieros

Gestiona el capital y los activos empresariales, incluyendo inmuebles, vehículos, equipos, mobiliario, reservas, inversiones a largo plazo y activos líquidos, además de cualquier renta o rendimiento que reciba la compañía. En este sentido, toda compra o venta debería ser aprobada por él.

Establecimiento de objetivos económicos

Es la persona que se encarga de fijar metas en materia financiera. Lo normal es que se establezcan algunos puntos generales en cuanto a gastos y ganancias, y a partir de ahí derivar objetivos específicos en cada área y departamento. Así, por ejemplo, es posible plantear un recorte de gastos en operaciones o un incremento de las ventas, todo lo cual contribuye a las metas iniciales. De igual forma, debe definir los indicadores que se tomarán en cuenta para la evaluación de resultados.

Desarrollo de planes financieros

Junto con el director general o CEO, traza la hoja de ruta en materia financiera que formará parte del plan estratégico integral. Aquí se contemplan los presupuestos y opciones de financiación, además de las medidas específicas para conseguir crédito, liquidar deudas o expandir la empresa.

Detección de oportunidades de inversión

Debe estar al día de los mercados financieros, tanto locales como internacionales, para identificar aquellas inversiones relacionadas con la actividad de la empresa que puedan favorecerla. Esto también se aplica de puertas adentro, evaluando operaciones que tengan potencial para generar resultados positivos en los balances contables.

Proyección de escenarios

Según el punto anterior, la situación actual y el contexto económico, el director financiero construye proyecciones de cara al futuro que dan una idea de lo que esperar en los próximos periodos. Para que estas puedan ser eficientes, es importante hacer una previsión pesimista, una realista y una optimista, de forma que la empresa esté preparada en la mayoría de los escenarios.

Realizar informes de resultados

Al cierre de cada ejercicio, es el encargado de crear un informe detallado sobre la gestión financiera. Este incluirá los balances finales de ganancias y pérdidas, un resumen en materia fiscal, los presupuestos aprobados y los resultados obtenidos tras la implementación del plan estratégico.

Consultoria empresarial en Barcelona y Girona

Empieza ahora a definir el plan estratégico de tu empresa.

Apúntate a la Masterclass gratuita y descubre las 3 claves que te ayudarán a impulsar tu negocio.

Masterclass en vídeo + resumen en Pdf

Comunicación financiera

Aunque muchas veces suele obviarse, el director financiero debe coordinar cualquier comunicado en materia financiera. Esto abarca presentaciones de balances e informes de resultados, propuestas económicas e incluso la integración de nuevos inversores. Por supuesto, todo se hace de acuerdo con el estilo comunicativo de la empresa, por lo que es una función que suele realizar en coordinación con el departamento de comunicación.

Perfil de un director financiero

Por sus responsabilidades, el director financiero es un profesional que debe cumplir con ciertos requisitos. Resumimos algunos rasgos que, aunque no son universales, suelen ser comunes entre quienes ocupan este cargo:

  • Formación en negocios: casi siempre es una persona con algún grado en economía, finanzas o administración de empresas. También es habitual que tenga un MBA o máster similar, y/o especializaciones en el área financiera.
  • Años de experiencia: aunque la educación es un elemento importante, es necesario que tenga experiencia. Solo así es posible llevar la teoría a la práctica y aplicarlas después en la organización en la que ejerce sus funciones como director financiero. Por eso, la mayoría de las personas en estos cargos tienen al menos unos diez años de trayectoria laboral, en especial en instituciones financieras o de auditoría.
  • Aptitudes gerenciales: junto con la formación especializada, el director financiero debe ser capaz de gestionar equipos de trabajo, delegar tareas y hacer seguimiento de los avances en materia de finanzas.
  • Habilidades interpersonales: son esenciales considerando que entre las funciones del director financiero está la relación con otros jefes de departamentos y demás empleados. Por eso, más allá del perfil técnico, se busca a una persona asertiva que pueda establecer vínculos profesionales eficaces con su entorno.

Las funciones del director financiero son claves para el desarrollo de cualquier empresa. Esto es lógico, considerando que las finanzas representan uno de los pilares fundamentales en todo tipo de organizaciones. Además, en la mayoría de los casos, la única persona por encima de él es el CEO, lo que supone una enorme responsabilidad.

Contar con un director financiero capaz y competente puede marcar la diferencia entre una empresa rentable y una que no obtiene los resultados esperados. Por eso es importante que elijas con cautela a la persona que ocupará este cargo. Sin embargo, también es posible externalizar gran parte de esta responsabilidad, lo que además aportará una visión externa a la situación de tu empresa.

Cada vez es más habitual encontrar en las PYME esta función externalizada, ya que muchas de ellas necesitan profesionalizar el departamento financiero con una persona con conocimientos y experiencia, que les guie en la puesta en marcha y seguimiento de las funciones clave descritas anteriormente, pero sin tener una dedicación exclusiva en la empresa. Esto supone tener un coste muy inferior que tener a ese directivo en plantilla. desde Vela Consultors podemos ayudarte.

Contáctanos para una primera evaluación gratuita en la que repasaremos a fondo tu situación financiera y desarrollaremos un plan adaptado a tus necesidades.

Deja un comentario