Cómo hacer un plan estratégico de negocios

En el mundo empresarial, las ideas de negocios son la materia prima de cualquier compañía. Sin embargo, antes de que alguna de estas ideas se convierta en realidad, el empresario o emprendedor considera todos los factores implicados en ella y planifica su puesta en marcha. En este punto es importante hacer un plan estratégico que describa el proyecto y la hoja de ruta que hay que seguir para desarrollarlo.

Algunas personas todavía se cuestionan por qué hacer un plan de negocios, y la realidad es que es un documento indispensable para tener una perspectiva clara de las distintas áreas de cualquier empresa. Sin embargo, su valor no termina ahí, sino que es la carta de presentación frente a socios, inversionistas y clientes, por lo que es necesario trabajar en él.

Si has decidido iniciar algún negocio y ya tienes una idea de lo que quieres ofrecer, el plan estratégico es el mejor punto de partida. Ya hemos abordado en otro artículo su definición y ciertas consideraciones iniciales, así que en este recogeremos los aspectos básicos que debe tener el tuyo y algunas recomendaciones prácticas.

Cómo hacer un plan de negocios: estructura

No hay una forma única de trazar una estrategia, pues existen muchas variables que hay que considerar según la naturaleza de cada proyecto. Sin embargo, hay ciertas partes de un plan de negocio que son indispensables para que este sea efectivo:

Oferta

Debes presentar el producto o servicio que ofreces y explicar aquello que lo hace único. Es importante describir sus características y funcionamiento de forma clara, pero el foco tiene que estar en cómo se transforma en un beneficio para los futuros clientes. De igual forma, hay que describir el target o público al que apuntas.

Operaciones

Esta es una de las piezas centrales del plan de empresa, pues en ella vas a exponer de forma detallada los procesos y actividades necesarias para ofrecer tu producto o servicio. Hablamos también de las materias primas, los proveedores, los equipos y mobiliario que vas a utilizar y las gestiones que debes hacer. Esto te ayudará a visualizar la operatividad del negocio y les dará a las demás partes interesadas una idea clara de cómo se harán las cosas.

Recursos humanos

Pasa por la descripción del personal que necesitas para llevar a cabo el proyecto. No solamente debes presentar a cada una de las personas involucradas en el momento de desarrollar el plan, sino también describir aquellos perfiles profesionales que esperas integrar en el futuro. De igual forma, es buena idea determinar los canales de búsqueda para encontrar dicho talento humano.

Entorno

En este punto debes hacer un análisis tanto del mercado como de la competencia. En el primer caso, el plan tiene que explicar la situación actual del contexto en el que se desarrolla el negocio, cómo ha evolucionado y cuáles son las tendencias y previsiones de crecimiento. El segundo trata de un estudio sobre aquellas empresas que ofrecen productos o servicios similares a los tuyos. Hay que describir qué hacen, cómo lo hacen y cuáles son sus puntos fuertes y débiles, para así poder aplicar las prácticas positivas y evitar cometer sus errores.

Difusión

Aquí definirás las estrategias de comunicación, comercialización y publicidad que vas a usar para dar a conocer tu empresa tanto dentro como fuera del mundo digital. Este es un apartado muy flexible que probablemente irás adaptando a medida que el proyecto evolucione. Sin embargo, es necesario describir los primeros pasos y la hoja de ruta general que definirá la dirección en esta área tan crucial.

Finanzas

Es una de las partes que más relevancia tienen un plan de negocios, en especial cuando se presenta a posibles socios o inversionistas. Debe contemplar al menos cuatro puntos que son cruciales en el aspecto financiero:

  • Inversión: la cantidad de dinero estimada que se necesita para poner en marcha el proyecto y las posibles contribuciones posteriores. Aquí debes describir de forma detallada el destino de los fondos.
  • Estructura de costes: en esta parte se expone cómo tu empresa administrará los recursos económicos para llevar a cabo las operaciones cotidianas que se necesitan para su funcionamiento.
  • Proyecciones: estimaciones hechas sobre la evolución financiera del negocio después de un cierto periodo de tiempo. Es importante incluir tres escenarios: uno optimista, uno realista y uno pesimista.
  • Dividendos: datos sobre los beneficios monetarios esperados del proyecto en el medio y largo plazo, y el rendimiento que pueden tener los inversores, en caso de que se considere esta opción.

Aspectos legales

No debes olvidarte de exponer la naturaleza legal del negocio, desde la figura jurídica elegida hasta la legislación vigente que lo rige. Por ejemplo, existen grandes diferencias entre una sociedad mercantil o una cooperativa, por lo que debes explicar las razones por las que has elegido una opción sobre la otra.

Resumen ejecutivo

Se trata de unas pocas páginas en las que se sintetizan todos los aspectos mencionados, de forma que cualquier inversor, socio o cliente pueda conocer el plan de negocios en unos pocos minutos de lectura. Debe ir al comienzo del documento, pero se realiza después de tener definidos todos los puntos anteriores.

Recomendaciones para hacer un plan estratégico

Ya conoces los elementos básicos que conforman el organigrama de un plan de negocios, pero te daré algunos consejos que pueden ayudarte a desarrollarlo de forma más eficaz.

  • No asumas nada como definitivo. Las circunstancias y el entorno tienden a cambiar a lo largo del tiempo, así que no dudes en hacer los ajustes necesarios para amoldarte a cada momento.
  • Haz partícipe a tu equipo. Aunque hayas definido el plan por tu cuenta o junto a tus socios, procura que otras partes interesadas expresen su punto de vista y aporten ideas desde su área. Esto te ayudará a enriquecerlo, además de mejorar la implicación de todos en el proyecto.
  • Busca ayuda externa. La mirada de un tercero puede ayudarte a ampliar tu perspectiva y considerar aspectos que estabas pasando por alto. Además, contar con una opinión experta puede ayudarte a enfocar mejor las estrategias y diseñar un plan más adaptado a la realidad.

Hacer un plan estratégico de negocio es trazar el camino que vas a seguir durante la conducción de tu empresa, por lo que requiere atención y tiempo. Si necesitas ayuda con el tuyo no dudes en contactarnos para solicitar una sesión de diagnóstico y comenzar a darle forma con el respaldo de la experiencia.

Consultoria empresarial en Barcelona y Girona

Empieza ahora a definir el plan estratégico de tu empresa.

Apúntate a la Masterclass gratuita y descubre las 3 claves que te ayudarán a impulsar tu negocio.

Masterclass en vídeo + resumen en Pdf

Deja un comentario